DONANDO VIDA

DONANDO VIDA

Captura de pantalla 2017-04-28 a las 9.59.39
España, líder mundial en trasplantes por 24º año consecutivo

De esta manera encabeza su artículo del 28 de agosto del año pasado el periódico el Mundo, sobre el liderazgo español en donaciones de órganos. Este hecho también nos lo recuerdan en la campaña publicitaria de Aquarius, “Nos morimos por vivir” de este mismo año. Después de todo esto nos preguntamos ¿De qué manera se pueden mantener los órganos vitales del donante en pleno funcionamiento hasta el trasplante?

Las funciones orgánicas principales, se deben mantener hasta la realización de las pruebas de compatibilidad con el receptor y el explante de los órganos del donante.

Este proceso, si el donante se encuentra en el hospital es más dinámico, pero ¿y si el donante fallece en un accidente o de camino al hospital?

Tanto para la realización de compresiones en una reanimación cardiopulmonar durante los primeros auxilios (enlace del artículo de Úrsula), como en el mantenimiento de los órganos vitales de un donante. Debemos realizar una serie de compresiones torácicas, estas se pueden realizar por parte del equipo sanitario (médico/a, enfermera/o…) o mediante el empleo del reanimador cardiopulmonar LUCAS o su versión actualizada LUCAS 2.

Este dispositivo, nos permite mantener unas compresiones homogéneas tanto en ritmo como en profundidad de las mismas, es decir 100 compresiones por minuto a una profundidad de 4-5 cm, siguiendo las recomendaciones en RCP dadas en las guías ERC/AHA/CERCP. El método de colocación es muy sencillo, pero debe de realizarse siempre por personal entrenado en su empleo, pues una mala praxis puede tener resultados catastróficos.

Gracias a los adelantos tecnológicos, unidos al carácter altruista de los donantes y la comprensión de los familiares, es posible que en los sucesivos años España se mantenga en un pódium tan honroso como es el de donaciones de vida.

Más artículos
DONANDO VIDA
Tagged on: