¿CÓMO HA DE SER UN AULA DE BEBÉS?

¿CÓMO HA DE SER UN AULA DE BEBÉS?

Los más pequeños de una escuela infantil necesitan cubrir de forma satisfactoria sus necesidades diarias, por lo que el aula debe estar acondicionada para responder las necesidades de este tramo de edad.

De acuerdo con la normativa, el aula de los niños/as de 4 meses a 12 meses debe medir como mínimo 30 metros cuadrados, tendrá una capacidad máxima de 8 niños/as y ha de contar con las siguientes zonas: de preparación de alimentos, de aseo, de juego y actividad, y de descanso.

A continuación, vamos a ver qué debe contar cada una de ellas:

La zona de alimentos debe contar con una nevera para poder guardar los alimentos o la leche y algunos electrodomésticos como microondas, triturador, calienta biberones, esterilizador y tronas para que puedan comer sentados.

La zona de higiene debe contar con un cambiador, un lavabo con agua caliente y un mueble o zona de almacenaje para poder guardar las pertenencias de los niños/as tales como pañales, crema, mudas…

La zona de juegos deberá estar equipada con alfombra o moqueta para que los bebés puedan gatear o desplazarse y no tener contacto directo con el suelo, un espejo con barra o agarraderos y juguetes sensoriales adaptados a su edad como por ejemplo el cesto de los tesoros, pelotas con texturas, móviles…

Por último, la zona de descanso contendrá cunas o hamacas apropiadas en un lugar tranquilo del aula alejado de la puerta o ventanas para evitar corrientes de aire o posibles ruidos. Lo ideal sería que esta zona pudiese oscurecerse con cortinas o estores para un mejor descanso de los pequeños.

Para una mejor visualización de un aula de estas características, el alumnado de primer curso de Educación Infantil realizó como trabajo una maqueta de aula, podemos observar en la fotografía el estupendo trabajo que realizó uno de los grupos. En esta maqueta puede apreciarse claramente las distintas dependencias del aula y los elementos que debe contener.

¿CÓMO HA DE SER UN AULA DE BEBÉS?